martes, 8 de febrero de 2011

Bienvenidos a Cheertwon

El viernes por la noche fui al preestrenos que Cosmopolitan TV organizaba para su nueva serie Hellcats.


Las entradas, gracias R

Antes del visionado de los dos primeros capítulos actuaban las Dream Cheers, por lo visto animadoras profesionales del FC Barcelona. Las primeras coreografías fueron un poco decepcionantes, aunque no hay que restarles mérito a las chicas, que bailaron con unos taconazos. Pero vamos, mi clase de baile moderno hace mejores coreaografías que aquello, y somos una clase de gimnasio.


En el descanso mientras la chicas se cambiaban la megafonía anunciaba que ahora nos presentarían a los chicos del calendario Cosmopolitan... y zasca, nos enchufan un video. En toda la sala se oyó un multitudinario suspiro de decepción. ¡Encima ni nos regalaron un ejemplar del calendario! Te ponen la miel en los labios... para nada

Estos sí que amortizan la cuota del gimnasio 

Las siguientes actuaciones de las Dream Cheers ya nos gustaron más, especialemente cuando sacaron los pompones y se pusieron ha hacer piruetas. Es que una cheerleader sin pompones... como que no!


Y no faltó un avance de los estrenos de Cosmopolitan TV para esta temporada. Quedó demostrado que no soy una chica cosmo, porque mira que veo series (ahora mismo sigo unas 17 a ritmo USA) y no veo ni ina sola de las que promocionaron. Bueno sí, después del viernes sigo Hellcats (18 series entonces, no sé ni cómo lo hago).

La serie va de eso, de un equipo de animadores/as de una universidad de Tenesse. Y tiene todo lo que se puede esperar de una serie teen. Chicos y chicas guapos, rolletes, conflictos, rivales que nos envidian, padres que no nos comprenden, profesores que nos aprietan las tuercas... con el añadido de coreografías con volteretas en el aire y mucha minifalda. La protagonista, of course, es una chica pobre que necesita una beca para poder seguir estudiando derecho. Riéte tú de Una Rubia Muy Legal, esta mujer le da una nueva dimensión a lo de "No tienes pinta de abogada sino más bien de ..." Dejémoslo ahí.

No importa lo agobiada de tiempo que ande, nunca la veréis sin llevar más pintura en los ojos que una dragqueen. Que me cuente su secreto, porque cuando le suena el despetador ya tiene el rimmel puesto!

La serie me gusta precisamente porque lo que ves es lo que hay. Entretiene, no se meten en grandes tramas ni problemas metafísicos y ni siquiera las malas son muy malas. Todo es felicidad y buen rollismo en Cheertown y al final las cosas saldrán bien. Estoy intercalando su visionado con el de Spartacus, Blood and Sand, y creo que gracias a las animadoras puedo soportar lo chungo que es todo en el Ludus de Batiato.

2 comentarios:

Eva dijo...

Vi el primer capítulo cuando la estrenaron pero aunque es entretenidilla para mi resulto ser prescindible. Demasiadas series para ver, poco tiempo... alguna tiene que caer. n_n Por cierto que guay lo de ir de pre-estreno de series.

Cordelia Naismith dijo...

Lo de ir de pre-estreno estuvo guay, y ver una serie en pantalla de cine mola muchísimo, que se me están quedando los ojos achinados de verlas en el portatil, jaja.
Te doy toda la razón en que la serie es prescindible, pero si te apetece ver algo insustancial y entretenido es ideal. Yo estoy en una época que sólo me apetece ver comedias o series de acción con capítulos autoconclusivos. No quiero nada que me raye! De hecho no sé si seguiré con Spartacus, demasiado drama ^_^