jueves, 11 de marzo de 2010

Los autos locos ahora cantan

Hace un par de meses me pegué un atracón de Glee, aprovechando que se habían ido de parón. Como ya sabréis Glee va del grupo del coro de un instituto americano. A priori el instituto es el típico al que nos tienen acostumbrados las series yankies, hay animadoras, grupitos de guays, jugadores de rugby y perdedores. Y amigos, aquí ya tenéis que empezar a pillarle la ironía a la serie, porque "perdedor" in english es "looser", y cuando alguien te mira mal y en lugar de señalarte con el dedo forma la L con la mano y se la lleva a la frente te está insultando llamándote looser.

Aquí el cartel de Glee. Do you get it?

Como ya os estáis imaginando los del coro no son los guays del cole, se ve que está peor visto ser del coro que del club de calceta. Y aquí no se andan con chiquitas, si no eres guay te lanzan un granizado en pleno careto y se quedan tan panchos. Lo que podríamos llamar mobings escolar refrescante, aunque si me cayera uno a mí encontraría mucho más acertada la expresión hijoputez.

¿No os recuerda un poco a Carrie?

¿Y qué tiene de bueno Glee, un instituto sin Cazavampiros ni Verónica Mars? Pues que han cogido todos los tópicos de instituto americano, los han exagerado hasta el extremo y de ahí han llegado a la parodia fingiendo que no se dan cuenta. Es un "no nos toméis muy en serio" sin llegar a hacer al histrionismo tipo "The Office". Por eso para mí Glee es como "Los autos locos".


Si recordáis la serie de dibujos había malos malísimos, (Pierre Nodoyuna y su perro Patán), un montón de corredores muy caracterizados (Penélope Glamour, Pedro Bello...),y una carrera que en mi más tierna infancia se me antojaba eterna. Etapa tras etapa y aquello no acababa nunca. Siempre con un plan del malo para fastidiar a los otros corredores y ganar él. Por supuesto el malo siempre fracasa y otro de los corredores vence ese día.

Pues en esta nueva versión no corren sino que cantan, en cada capítulo parece que la cosa se tuerce y al final salen bien airados, pero aun así "la fama cuesta" y yo aun no tengo claro cuando llegaran estos a la meta final.

Eso sí, la mala malísima de Glee, Sue Sylvester, no tiene un pelo de tonta y tiene una lengua viperina y afilada que hace sombra al doctor House.

Como muestra de los números musicales os dejo dos, el video de Single Ladies interpretado por Kurt, mi personaje favorito, de uno de los capítulos más divertidos hasta el momento.



Y Don't Rain on My Parade interpretado por Rachel, una chica que tiene boca de buzón y garganta de oro, a mi se me pone la carne de gallina cada vez que escucho este tema. Como no quiero contaminaros con spoilers y esta canción es del último episodio emitido no hay video que os de pistas. Disfrutadla:



Para promocionar su en Antena3.Neox el 22 de marzo hubo una flashmob en Madrid, míralos que modernos ellos, promocionando a la última. Me encantan estos rollos.



Lo que eché de menos es que hubiera bailarines caracterizados como los protas de Glee, que sí los hubo en la flashmoob de Roma. Se ve que en Madrid aprovecharon para sacar a bailar a actores de Física y Química, menuda crutez. Hubo más flashmob de Glee en Tel Aviv (curiosidad, unas cincuenta bailarinas y un sólo chico), y en Dublín (con los bailarines más jóvenes que he visto en un flashmob hasta ahora!)

Glee vuelve el 13 de abril, así que estáis a tiempo a poneros al día y no sufrir una larga espera para su regreso (que es lo que me está pasando a mi, claro).
Y aunque se empiece a emitir ahora en español, ya sabéis lo que voy a decir: ¡Hay que verla en VO!

No me olvido de que ha vuelto Flashforward, tanto que criticar y tan poco tiempo...jejeje.

2 comentarios:

Eva dijo...

Yo también estoy esperando Glee desesperada. Me encantan algunos de sus personajes y sus números musicales, imprescindibles esos jugadores de rugbi bailando Single Ladies.

Cordelia Naismith dijo...

Es que ese capítulo es grande en cada uno de sus minutos. ¿Y cuando Kurt hace la prueba para el equipo? Single Ladies es la canción que mejor usado en esta serie!