miércoles, 17 de noviembre de 2010

Veraneantes

No sé si en vuestro pueblo los llaman así, pero en el mío un veraneante es quien viene a pasar el venaro (mayormente madrileños, que en Madrid hace mucho calor y todo el que puede huye) y suelen repetir verano tras verano. Con las series USA pasa algo parecido, se acaba la programación regular y nos presentan un menú veraniego normalmente más ligero y de capítulos autoconclusivos. Así, si te pierdes uno porque te fuiste a la barbacoa del vecino no pasa nada.
Este verano tuvimos dos nuevas series de género fantástico: Haven y The Gates. Las dos tienen en común, además del género, que arrancan con la llegada de nuevos visitantes a un pueblo o lugar con secretos inconfesables y de tintes paranormales.

En la vida real ella les da a los dos por el codo, se les ha ido un poco la mano con esto de resaltar que la prota se "debate" entre dos maromos

En el caso de Haven nos encontramos con una agente del FBI , Audry Parker, que llega a Haven a investigar un asesinato y rápidamente descubre que en ese pueblo pasan cosas sobrenaturales, relaccionadas con su habitantes De Heaven es de la que más se ha hablado por ahí, basada en un libro de Stephen King, etc.

Yo empecé a verla casi por una única razón y seguí viéndola por esa misma razón, hasta que me vi recompensada en el capítulo 11 donde Duke, de profesión contrabandista, pasea su palmito en gayumbos un buen rato.

Es que Eric Balfour tiene un no sé qué
y un qué sé yo, que
yo qué sé

Como no la seguía muy al día me salté un capítulo y no me enteré,;y creí tres veces que ya estaba viendo el último para encontrarme a la semana siguiente que había nuevo episodio. Vamos, que se me hizo eterna. Los misterios a menudo me resultaban extravagantes y rara vez interesantes. Y la supuesta atracción que quieren hacernos creer entre la chica y su compañero Nathan, el poli local, no se ve por ningún lado.


Nivel de química nulo o negativo

Si tuviese que apreciar una tensión sexual no resuelta sería entre el Duke, el chico del otro lado de la Ley, y Nathan, el del lado bueno de la Ley. Sí, se odian a muerte y todo eso, pero ya se sabe que cuanto más reñidos...

The Gates nos cuenta la llegada de un nuevo jefe de seguridad a una urbanización de estas americanas que son en sí una mini ciudad de ricachos. Toda la urbanización está cerrada por un muro y solo se puede salir por las famosas Gates que tienen garita de seguridad, cámaras etc. Lo que no sabe el jefe recién llegado ni su familia es que The Gates está llena de vampiros, licántropos y demás seres sobrenaturales que quieren llevar una vida normal como humanos. Las normas son simples, nada de poderes o asesinatos dentro de The Gates.

En la foto licántropos, brujas, vampiros, súcubos, pardillos que no saben dónde se han metido y otros seres inclasificables

A priori el argumento me encantaba, (es casi imposible que no le de una oportunidad a una serie de vampiros, pero encima esta prometía), y las tramas, casi todas, son buenas. Pero los diálogos son un espanto. Parece que los guionistas que elaboraron la idea de la serie, y el camino por dónde querían llevarla le dejaron el chollo de guionizar al becario y se fueron a la playa. Fatal.

Y estando en la playa, echándose cremita dijeron, "¡Eso es, como en Blade! Un poco de protección total y todos los vampiros a la calle". Es lo que pasa cuando te da mucho el sol en la cabeza, que se te va. Pero quitando eso, y todas las tramas de los chicos, a mi la serie me gustó. Con los niños vs. jóvenes también metieron la pata, porque se concentraron en los adolescentes, con sus típicas crisis de hombre-lobo adolescente y vainas de ese estilo, y no profundizaron en la hija del nuevo jefe de Seguridad y su BFF, que en cualquier momento podría poner en su muro de Facebook "¡Mi mejor amiga es hija de vampiros".¡

¡Tanto potencial desperdiciado!

Para mí los verdaderos protagonistas en realidad no eran la familia de recién llegados sino el matrimonio vampírico. Tienen cada pelea entre ellos que pone los pelos de punta. Ahí sí que había tensión sexual, resuelta o no, para parar un tren.

Luke Mably es el primer inglés que consigue hacer
que el acento british me parezca atractivo.


Lamentablemente The Gates no tendrá más temporadas. Y me da mucha pena, porque con un buen dialogista y dándole un chance a una trama de con las niñas yo hubiera visto su segunda temporada dando palmas de felicidad. No es la super serie del género, pero no olvidemos que es una serie de verano. Pena, pena...En cambio, inexplicablemente para muchos, Haven tendrá segunda temporada. No sé yo si el atractivo de Balfour conseguirá que pique por segunda vez, por mucho clifhangerazo que nos plantaran al final de la season.

4 comentarios:

Cristina dijo...

Hola

Me llamo Cristina soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

Si estás de acuerdo. Házmelo saber a cristina.cister@hotmail.com

Suerte con tu web! :)
Cristina

Silent Pok dijo...

Pues a mi me gustaron las 2 y me jodió que cancelaran The Gates.

The Haven lo que mas me gusta es el paisaje. Es ver las panorámicas y me quedo relajado en el sillón. Es verdad que las tramas no están muy allá y los diálogos son un poco tristes pero en conjunto me enganchó.
Y eso que tiene uno de los episodios más malos de la historia de las series, el del doppleganger cuando se quedan atrapados en la isla, que no tiene ningún sentido.

El que renueven Haven y no Stargate Universe supongo que tiene que ver con temas presupuestarios (Haven tiene que ser mil veces más barata de producir) y que no pueden cancelar todas las series o se arriesgan con una temporada toda con series nuevas a que les salga el tiro por la culata.

The Gates tenía algo que me enganchaba. Es cierto que pasaron totalmente de las niñas pero tampoco lo noté demasiado. Lo que no creo que tuvieran muy claro es a dónde pensaban ir con la trama y eso se acaba pagando. Al final, salvo el tema del hijo, no había mucho más para tirar adelante, aunque yo ya me había encariñado con los personajes y quería maaaas :)

En todo caso a mi me encantan las series de midseason. Son más cortas e intensas y, de vez en cuando, encuentras auténticas joyas, como Dexter :D

Cordelia Naismith dijo...

Lo de Stargate Universe para mi es incomprensible, es cierto que tiene que haber motivos presupuestarios detrás, pero una vez que ya tienes todo el decorado montado y la serie tiene su público amortízala, reduce los efectos, menos tramas de batallas espaciales, no sé... pero no la tires así. Y lo peor es que no les va a dar tiempo a cerrarla, ya verás.
De Heaven el peor episodio para mi fue el de los animales disecados, que cutrez. El que tu dices en cambio me gustó, sobre todo por lo del tiro.

Silent Pok dijo...

si quieres reirte con los comentarios sobre el episodio de la isla de Haven échale un vistazo a este podcast:

http://www.craveonline.com/entertainment/tv/article/the-idiot-box-episode-1-112307

vete directamente al min 18:50

:DDDD